lunes, 27 de junio de 2016

Lionel Messi / El Superhéroe Argentino




Perdón, Leo. Gracias, Crack!


Lunes, 27 de Junio de 2016.

Por Furio Urso

A mediados de la década del 90, un escritor al que entonces admiraba, Alejandro Dolina, declaraba luego de la desafectación de Diego Maradona por dopping positivo de la Copa del Mundo de 1994; que se hubiese sentido feliz por el logro máximo de la Selección Argentina de Fútbol en aquel Mundial, pero decía que lo más importante para él, era que hubiese ganado la Copa del Mundo, Diego Maradona. 

Recuerdo que hubo algo en esa declaración, que no comprendí del todo, al menos en ese momento; como podía tener para alguien, mayor importancia, y hacerle más feliz el logro de un solo jugador (aunque fuese el mejor del mundo), que el de todo el equipo nacional?

Varios años tuvieron que pasar para que pudiese cabalmente comprender ese pensamiento, pero hizo falta que Leo Messi vistiese la gloriosa casaca albiceleste, para que me ocurriese exactamente lo mismo que le ocurrió entonces a aquel escritor. 

Casi sin darme cuenta lo fui notando, en principio porque solo festejaba desaforadamente sus goles, no esperaba tanto que la Selección ganara, aunque lo prefería, claro; pero no tanto como esperaba que Messi ganara. Esa era mi verdadera satisfacción, lo confieso. El resultado del equipo en todo momento fue secundario para mi, el futbolístico triunfo colectivo, era secundario. Algo extraño, teniendo en cuenta que soy poco individualista. Tengo otros defectos y no ese, justamente.

Para los muchos, quienes el triunfo es lo fundamental en el fútbol, la imagen de Messi tenía valor dependiendo de sus títulos ganados, no de su fútbol. Ser el jugador más importante del mundo y probablemente de la historia (méritos no le faltan), y además ser nuestro compatriota, no alcanzaba.

Probablemente eso ocurría, porque los destinos de nuestro país han sido históricamente regidos por el triunfo. Triunfo del individualismo, la persecución, el latrocinio, la venganza, la falsedad, el narcotráfico, la dirigencia deshonesta, el desmedro sistemático de las Instituciones republicanas y democráticas de la Nación, la violación permanente de la leyes, y tantos otros "triunfos" derivados de la falta de educación.

Ayer, Argentina perdió la Final de la Copa América Centenario, llevada a cabo en los Estados Unidos frente a un rival históricamente menor y todos los que esperaban que, a ese "edén" de victorias nacionales, se sumara alguna de Messi con su merecida cinta de Capitán en el brazo, se han quedado con las ganas. Es que ya no tengo dudas, un Superhéroe como el, no podía darle el gusto a los malos. Si Messi ayer salía Campeón de América, fundamentalmente y antes que los buenos, ganaban los malos, créanme. Y no es que no quiso llevarnos a todos con el a la gloria. Es que, no pudo. El jamás se hubiese puesto a pensar, si con quien compartiría el triunfo, fuésemos buenos o malos. Sencillamente intentó, y no pudo lograrlo. De eso se trata el deporte a veces.

Hubo algo, no se que fue, que no lo permitió, y no ha sido justamente el equipo rival. Jamás fue para el, un obstáculo el equipo rival. El verdadero pecado de Messi es haber elegido jugar para su país. Nunca se lo perdonaron. Hubiese recibido mucho menos críticas y maltrato, si hubiese vestido desde el comienzo la Roja camiseta de España. Pero en cambio, el crack respondió al llamado de los suyos, y ese fue el error. Ayer decidió no vestir más la casaca de nuestro país. No puede, vaya si lo comprendo. Y ese hecho, es injusto y muy doloroso, pero sano a la vez. Y también es un hecho poco comprensible para aquellas personas que no tengan mi misma nacionalidad  y la de Monzer al-Kassar.

Ya lejos de toda ironía, necesito agradecerte Leo, por cada segundo de fútbol que me regalaste, vistiendo la camiseta argentina. Es tanto mi orgullo, admiración y tanto mi agradecimiento que no me entran en el pecho. Me apena saber que no hayas logrado tu sueño, que también era, un poco el mío. Pero me alegra que puedas seguir triunfando donde te aman, que es en el resto del planeta. 

Me alegra amargamente que esta vez, hayan perdido los malos y que el, se vaya llevándose consigo todo el fútbol. Y lloro,  porque con el, se lleva una parte del pibe que fui alguna vez.


Gol de Messi - Argentina Vs. Estados Unidos (2-0) - Copa América 2016

video

Gol Récord Número 55 de Leo Messi  
Máximo Goleador Histórico de la Selección Argentina de Fútbol (2016)