jueves, 20 de diciembre de 2012

Jazz del Fin Del Mundo / 4º Edición Festival Jazz al Fin "LiberJazz" Homenaje a Piazzolla


Astor Piazzolla, fines y comienzos


El bandoneonista será homenajeado en el festival fueguino, que contará con Escalandrum, Tarrés y Parmisano.


Jueves, 20 de diciembre de 2012
Por Diego Fischerman

No se sabe si será el fin del mundo. Pero, por las dudas, “en el fin del mundo” se lo esperará con música. El festival se llama Jazz Al Fin y el nombre juega con dos ideas, la del logro de lo largamente anhelado y, también, la de ese límite de toda tierra conocida con la que Tierra del Fuego enhebra su presente y su leyenda. En Ushuaia, contra viento (que allí suele ser mucho) y marea, el ciclo tendrá, a partir de hoy, su cuarta edición consecutiva, con varios apoyos locales, oficiales y de hoteles y restaurantes, y con la colaboración de la Secretaría de Cultura de la Nación. Y este año estará dedicado a Astor Piazzolla, un músico al que muchos, en su momento, vieron también como el fin de algo. Como en otras ocasiones, la historia demostró que se trataba del principio.


“Sí, es cierto, soy un enemigo del tango; pero del tango como ellos lo entienden”, decía el bandoneonista a la revista Antena, en 1954, cuando su carrera solista, más allá de la orquesta que había dirigido entre 1946 y 1948, las grabaciones con María de la Fuente y con una orquesta de cuerdas en 1950 y las piezas notables que había escrito para las orquestas de Troilo, Fresedo, Basso y Francini-Pontier entre ese año y el momento en que hacía esa declaración. “Ellos siguen creyendo en el compadrito, yo no”, agregaba. “Creen en el farolito, yo no. Si todo ha cambiado, también debe cambiar la música de Buenos Aires. Somos muchos los que queremos cambiar el tango, pero estos señores que me atacan no lo entienden ni lo van a entender jamás. Yo voy a seguir adelante, a pesar de ellos.”


En 2012 se cumplieron veinte años de su muerte y conmemorando ese aniversario, el festival fueguino programó dos proyectos que no sólo homenajean a Pia-zzolla sino que están entre lo más interesante surgido recientemente: las versiones –las re-creaciones, en sentido estricto– de la música del bandoneonista del grupo Escalandrum, liderado por su nieto, el baterista Daniel “Pipi” Piazzolla, y del sexteto del guitarrista Fernando Tarrés. E incluirá también a Mario Parmisano, un pianista argentino de una larga trayectoria que tocó junto a, entre otros, Al Di Meola, precisamente en el disco en que éste interpretaba a Piazzolla. Los locales Néstor Alonso en guitarra, Jorge Navone como narrador y Jorge Rodríguez en bandoneón presentarán por su parte Espejos de tango. Los duendes de Horacio Ferrer, el espectáculo que hoy a las 20.30 oficiará como apertura oficial del encuentro.


“Estoy muy feliz y honrado de ser parte de este Festival de Jazz dedicado a mi abuelo. El jazz fue una influencia muy importante para que revolucionara el tango”, asegura Pipi quien, además, es el curador de esta edición de Jazz Al Fin. Su sexteto, en realidad, ya lleva en el nombre un homenaje al abuelo. Allí drum, la palabra inglesa para el instrumento de Pipi, se cruza con el nombre del tiburón Escalandrún, el animal que Astor amaba pescar. Conformado, junto a él, por Mariano Sívori en contrabajo, Martín Pantyrer en clarinete bajo y saxo barítono, Nicolás Guerschberg en piano, Damián Fogiel en saxo tenor y Gustavo Musso en saxos alto y soprano, Escalandrum cerrará el festival el sábado a las 21.30, después del concierto solista del guitarrista Néstor Alonso y festejando, seguramente, que el mundo siga andando. “El deseo de interpretar las obras de mi abuelo estuvo presente desde el inicio de mi carrera profesional”, escribía el baterista en la contraportada de Piazzolla plays Piazzolla, el notable disco publicado por Epsa el año pasado. “Ahora me siento realmente preparado y con la confianza necesaria para enfrentar este desafío.”


El grupo ya llevaba, para ese entonces, doce años de existencia y sin cambiar sus integrantes, con lo cual a la cohesión se sumaba la sensación de que ése era un punto de llegada. O, más bien, de inflexión, como lo muestra la continuidad de Escalandrum. La intención de cruzar el mundo del jazz con materiales perceptiblemente argentinos, en rigor, siempre había estado presente en el proyecto sonoro de este grupo. Y el abordaje de la música de Astor Piazzolla abreva, en todo caso, más que en la melódica. en sus tonos oscuros y en la densidad de su trama, algo que ya estaba presente en otros excelentes discos de Escalandrum como Estados alterados, Sexteto en movimiento o Misterioso.


Parmisano, junto a Lucas Canel en batería y Damián Vernis en bajo, estarán hoy a las 21.30 en la Sala Niní Marshall de la Casa de la Cultura de la Municipalidad de Ushuaia y en esa misma sala, mañana a las 21, actuará el sexteto dirigido por el guitarrista y compositor Fernando Tarrés, que integran junto a él Damián Bolotín en violín, Rodrigo Domínguez en saxo tenor, Juan Pablo Arredondo en guitarra, Jerónimo Carmona en contrabajo y Carto Brandán en batería. Ya la ausencia de bandoneón habla en su caso de una mirada renovada con respecto a la música de Piazzolla. Plasmada en su disco Todo Buenos Aires –publicado por el sello BAU– y como resultado de un encargo del Festival de Jazz de Buenos Aires, allí se articula lo que la revista europea Cuadernos de Jazz no dudó en considerar “lo mejor que se ha hecho jamás con la música de Piazzolla, después de Piazzolla”. El festival incluirá además talleres y clases magistrales del percusionista Jorge Padín, de Pipi Piazzolla, de Fernando Tarrés (con el tema “Piazzolla, una música de síntesis”), y del grupo Escalandrum, que brindará una clínica de ensamble.


http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/3-27361-2012-12-20.html



Mario Parmisano Trio - Fuga y Misterio (Astor Piazzolla)
Teatro Argentino de La Plata (2011)

video



Fernando Tarrés Sexteto - Contemporaneo - The Music of Astor Piazzolla -
Todo Buenos Aires (2010)

video



4º Edición Festival Jazz al Fin en Ushuaia
LiberJazz en Homenaje a Astor Piazzolla


20 de Diciembre 2012
Ushuaia - Tierra del Fuego- Argentina


Astor Piazzolla, un músico que no conoció los límites.

Homenaje a Astor Piazzolla conmemorando el 20° aniversario de su fallecimiento, compartiendo con Daniel Pipi Piazzolla un deseo: que el final de los homenajes a su abuelo sucediera en el Fin del Mundo y en ocasión del  4° Festival Jazz al Fin.


Astor Piazzolla recorrió el mundo del tango, pero sus discos se pueden encontrar en las bateas de jazz, música del mundo, experimental o clásica, siempre con ese dejo porteño que le imprime el bandoneón y, en este caso puntual, la singularidad estilística de su ejecutante; prueba de esto es la variedad de músicos de distintos países y estilos, orquestas de cámara y sinfónicas que compartieron escenario con el singular bandoneonista argentino: el violinista Gidon Kremer, Kronos Quartet, el chelista Yo-Yo-Ma, el guitarrista Al Di Meola, los pianistas Emanuel Ax y Arthur Moreira Lima, entre otros.


Lalo Schifrin definió la música de Astor Piazzolla como “un sonido universal que necesita concentrarse en el lenguaje de Buenos Aires. Cuanto más loca es, más universal se vuelve”. Según Rubén Berdichevsky su obra es tenebrosa e irónica, esquiva, desgarradora, perversa y al mismo tiempo, arrasadora, nostálgica, amarga, tierna, dolorosa y alegre, inquieta y serena. No está muy lejos de la verdad, pues al escuchar a Piazzolla uno reconoce esa potencia estética y solitaria de un género que no encierra un único género, pero en el cual es indiscutible su particular modo de presentarnos el tango.


Al considerar todas estas opiniones, reafirmamos que Astor Piazzolla fue un músico sin límites, sean estos geográficos o de género; seguramente no hemos tenido 500 motivaciones para dedicarle este 4° Festival Jazz al Fin y parafraseemos con LiberJazz; lo cierto es que valió la pena tanto esfuerzo y es un orgullo para la Fundación Inti Main llevar a cabo el cierre de los homenajes a Astor Piazzolla con la curaduría de su nieto, Daniel Pipi Piazzolla.


”Estoy muy feliz y honrado de ser parte de este Festival de Jazz dedicado a mi abuelo. El jazz fue una influencia muy importante para que revolucionara el tango. Quiero agradecer a todos los artistas que participan y a todos los que apoyaron este proyecto, para que el año Piazzolla culmine en uno de nuestros lugares más hermosos, Ushuaia (Fin del Mundo)”. Daniel Pipi Piazzolla (Curador)

http://infodeushuaia.com/programa-jazz-al-fin-ushuaia-20-de-diciembre-2012/



Escalandrum - Vayamos al Diablo - Bridgestone Music Festival 2010 Sao Paulo, Brasil

video