jueves, 25 de octubre de 2012

Jack Bruce / The Ace of Bass en Buenos Aires



Con el pasado a cuestas


Líder junto a Eric Clapton de la mítica banda Cream, el músico escocés Jack Bruce, que incursiona en el jazz, toca en Buenos Aires.


Escenarios 17/10/12
Por Jorge Fondebrider


Jack Bruce (Glasgow, 1943) llega a la Argentina. Lo hace acompañado por His Big Blues Band, que en la ocasión integran Tony Remy (guitarra), Nick Cohen (bajo), Paddy Milner (piano y teclados), Frank Tontoh (batería), Derek Nash (saxo tenor), Winston Rollins (trombón) y Paul Newton (trompeta). El dato podría ser apenas una referencia más: Jack Bruce, además de bajista, fue el principal compositor y cantante de Cream, casi el primer grupo responsable de haber llevado la improvisación del jazz al ámbito del rock. Y tarde o temprano, como muchos otros músicos legendarios –y algo devaluados–, termina pasando por Sudamérica para hacer valer por un rato en el imaginario del público roquero su gloria pasada. Sin embargo, es posible que no sea el caso porque el músico escocés ha llevado adelante una prolongada carrera que le ha permitido atravesar todos los ámbitos posibles de la música, del rock al jazz, pasando por el blues, la música clásica y la música latina, tocando con los más grandes músicos que uno pueda imaginar.


En un rápido resumen, digamos que antes de Cream, Bruce formó parte de la Alexis Korner’s Blues Inc., donde fue compañero de Charlie Watts, el baterista de los Rolling Stones. Luego vino el grupo del organista Graham Bond, con el guitarrista John McLaughlin y el baterista Ginger Baker. De ahí, Bruce pasó a John Mayall’s Bluesbreakers –donde conoció a Eric Clapton– y, posteriormente, al grupo de Manfred Mann. Para entonces, Baker le propuso unir fuerzas con Clapton y así nació Cream, que duró apenas 26 meses repartidos entre 1966 y 1968, dejando una impronta de la mayor importancia en la historia del rock. En ese lapso vendieron 35 millones de discos, lo que habla a las claras de su inmensa popularidad.


Producida la ruptura de Cream, Bruce comenzó una carrera solista que dura hasta hoy y que ha dejado unos 18 discos. Otros proyectos incluyen su participación en Lifetime, el grupo del baterista Tony Williams, el organista Larry Young y John MacLaughlin. Luego, la formación de West, Bruce and Laing, con el guitarrista Leslie West, del grupo Mountain; la participación en Apostrophe, un disco de Frank Zappa, y en Berlin, un disco de Lou Reed; la grabación con Carla Bley de la extraordinaria ópera Escalator Over the Hill; la exploración de los ritmos latinos con el productor Kip Hanrahan; sus presentaciones en Viena con Mike Mantler y la Niederosterreichischen Tonkiinstler Symphony Orchestra; su presentación en Sevilla con Bob Dylan y Keith Richards, entre otros músicos. Luego vinieron la formación de BBM (con Gary Moore y Ginger Baker), las giras con la banda de Ringo Starr, la breve reunión de Cream para dos conciertos, las giras y grabaciones con Robin Trower (el ex guitarrista de Procol Harum) y con Vernon Reid (de Living Colour)… Entonces, con todos esos blasones y muchos otros, Jack Bruce llega a Buenos Aires y Ñ lo entrevista pocos días antes de su visita.


-Ha tocado con algunos de los más grandes bateristas. ¿Qué es lo principal para que un bajista tenga una buena química con un baterista?

-La química debe ser previa. No es algo que se pueda forzar, aunque, claro, la conexión puede mejorarse oyéndose y tocando mucho juntos como parte de una sección rítmica.


-La lista de guitarristas con los que tocó es asombrosa. ¿Podría decir con quien que no haya tocado le gustaría hacerlo?

-Sólo una vez tuve la oportunidad de tocar con Joe Bonamassa. Me gustaría volver a hacerlo. Creo que tiene una manera de tocar muy interesante.


-Varios de sus grupos fueron power trios . ¿Qué es lo que le interesa de esa fórmula?

-El último concierto que toqué fue en Baviera, con una orquesta de 100 miembros y coro. Mi propia banda tiene ocho miembros. De modo que, como ve, disfruto tocando en todo tipo de formatos. Sin embargo hay algo mágico en el número tres. El espacio del que disponen los músicos forma parte de esa magia.


-“Escalator Over the Hill” sigue siendo hasta ahora un disco notable. ¿Cómo fue trabajar con Carla Bley?

-Es algo que disfruté mucho. Tanto por ella como por el resto de quienes estuvieron involucrados en el disco. Creo que hasta hoy funciona. ¡Carla solía decirme que yo era su Pavarotti!


-Kip Hanrahan hizo todo tipo de discos “latinos” y en algunos de ellos usted fue su cantante. ¿Cómo fue que se interesó en ese tipo de música?

-La primera música “latina” que escuché fue la de la Dizzy Gillespie Big Band, con Chano Pozo, cuando yo era muy joven. Me pareció maravilloso. Por eso, cuando Kip me pidió que formara parte de ese proyecto, lo tomé como una buena oportunidad para aprender ese estilo de música. Milton Cardona, el gran intérprete de conga y sacerdote de la santería, me enseñó cómo tenía que cantar.


-Con tantos discos grabados y proyectos en los que participó, ¿no le molesta que lo recuerden por Cream, un grupo con el que tocó hace ya 35 años?

-Lo que pasa es que la gente adoró a esa banda tanto que no la olvidan. En cierta forma, ¿no le pasa lo mismo incluso a Paul McCartney?


http://www.revistaenie.clarin.com/escenarios/Jack-Bruce-jazz-Buenos-Aires_0_791320905.html

Jack Bruce & His Big Blues Band - Buenos Aires, Argentina (2012)
Lugar:
Teatro Gran Rex (Av. Corrientes 857).
Fecha: Jueves 25 de Octubre.  21 Hs.


Jack Bruce & His Big Blues Band - Sunshine Of Your Love (Live 2012)

video