miércoles, 28 de diciembre de 2011

Alan "Blind Owl" Wilson / A Tormented Legend of Blues


Alan Wilson : El Blues del Búho Ciego

2011-12-24•Academia

Por Hugo García Michel

Al igual que algunas de las mayores leyendas del rock, él también murió a los 27 años. Le decían “Blind Owl”, el búho ciego, y fue no sólo uno de los grandes conocedores y rescatadores del blues de los años sesenta, sino también un gran innovador en el género. Como líder musical e intelectual (resultaba algo semejante a lo que hoy llamamos un nerd) de esa gran banda que fue Canned Heat, Alan Wilson era la cara opuesta y a la vez complementaria de su principal socio de aventuras y cofundador del grupo: el cantante Bob “The Bear” Hite.

Nacido el 4 de julio de 1943, en Boston, Massachusetts, desde muy chico tuvo problemas de autoestima, provocados en gran parte por la mala relación con su padre, quien lo rechazaba, y por su pronunciado astigmatismo, situación que lo obligó a usar unos enormes lentes de fondo de botella que le dieron su célebre apodo. Su introversión lo hizo buscar refugio en dos elementos que lo ayudaron no sólo a sobrellevar la infancia y adolescencia, sino a sobreponerse hasta convertirse en un talentoso creador artístico. Dichos elementos eran su amor por el entorno natural de los grandes bosques (sentía una enorme admiración por esos árboles gigantescos que son las secoyas) y su pasión por el blues. Estudió música en la Universidad de Boston y comenzó a presentarse en el circuito de cafés de Cambridge, donde cantaba y tocaba la armónica acompañado por su guitarra, al tiempo que investigaba y redescubría el legado de blueseros legendarios como Son House.

A mediados de los años sesenta se mudó a la ciudad de Los Ángeles, donde conoció al “Oso” Hite, con quien compartía el gusto por la música de los negros estadunidenses y juntos fundaron la que quizás haya sido la mejor banda de rock blues conformada por blancos: Canned Heat, cuyo baterista era el mexicano (proveniente de los Sinners) Adolfo “Fito” de la Parra.

Aunque el front man del grupo era Hite, el cerebro y alma era Wilson, quien escribió algunos de los mejores temas del Calor Enlatado, como “Going up the country” y ese boogie hipnótico y psicodélico que es “On the road again”, en los que se podía escuchar su peculiar falsetto, agudo y ululante. El quinteto estuvo presente en los dos más celebrados festivales de aquella década: Monterey y Woodstock. Sin embargo, a pesar de su éxito, el “Búho” sufría debido a su escasa popularidad con las groupies, quienes lo rechazaban con frecuencia por su hermetismo, su timidez y su escasa galanura. Esto lo deprimía enormemente y lo hacía consumir alcohol y toda clase de pastillas, además de las drogas “clásicas” de la época. Hasta que no pudo más. El 3 de septiembre de 1970, su cuerpo desnudo fue encontrado dentro de una bolsa de dormir, en medio de un bosque en Topanga Canyon, California. Ahí, en medio de la naturaleza que tanto amaba, se quitó la vida con una sobredosis de barbitúricos. No quiso seguir adelante. El blues del búho ciego hizo sonar su último acorde de la manera más triste. Alan Wilson no volvería a estar en el camino otra vez.

http://impreso.milenio.com/node/9084612



"On The Road Again" Alan Wilson W/ Canned Heat (1968)

video