miércoles, 12 de octubre de 2011

Coleman Hawkins / The Hawk Who Flew Higher




Coleman Hawkins: Padre del Saxo Tenor

Si bien es cierto que Adolphe Sax fue el inventor del saxofón, los primeros y más fundamentales capítulos de la historia del instrumento fueron escritos por Coleman Hawkins, el primer saxofonista tenor importante del jazz y uno de los más grandes de todos los tiempos. Permanente y moderno improvisador, su enciclopédico conocimiento de acordes y armonías le dieron vigencia durante cinco décadas a la par de cualquier competidor. Coleman Randolph Hawkins (apodado "Hawk" y también "Bean") nació el 21de Noviembre de 1904 en St. Louis, Missouri, en el seno de una familia acomodada.

A sus cinco años estudió piano, cambió al cello a los siete, y dos años más tarde abordó el saxofón tenor, un instrumento que no era utilizado entonces en jazz, y que en las bandas marciales y orquestas populares, se tocaba con una técnica que recordaba mucho a la de los músicos de circo.
Hacia 1914 inicia estudios de música académica que completará en Chicago, ciudad a la que se traslada con su familia en 1919. Allí tiene por primera vez la oportunidad de oír jazz y música sinfónica. En 1920 es contratado por la cantante de blues Mamie Smith, quien contaba en su orquesta con músicos de primera linea como Buster Bailey y Sidney Bechet. Con ella llegará a Nueva York y grabará su primer disco, aportando algunos solos, lo cual le abre el camino en los mejores círculos jazzistas de la ciudad.

No es de extrañar, pues, que en 1923 ingresara a la orquesta de Fletcher Henderson, que sería la primera "big band" en la historia del jazz y con la que Hawkins permanecería once años. Uno de sus compañeros será el trompetista Louis Armstrong, de quien tomará buena parte de sus recursos melódicos, rítmicos y técnicos, perfeccionando a la vez su robusto sonido. Así, Hawkins se convertirá en el solista más importante de la orquesta, formando gradualmente ese estilo tan personal y original que, muy pronto también, empezarán a copiarle docenas de saxofonistas.

En 1934 hace carrera en Europa, grabando en Holanda y Francia. Regresa a EE UU en 1939 para entrar en competencia con antiguos discípulos y muchos imitadores, siendo su rival más importante otro tenorista, Lester Young, quien curiosamente practicaba un estilo totalmente distinto al suyo. Al poco tiempo Bean reafirma su primer puesto, y arma su propia orquesta, con la que graba su histórica versión de "Body and Soul", punto de su consagración definitiva. Coleman Hawkins fue durante toda su vida venerado -y, en cierto modo, temido- de forma absolutamente unánime por sus colegas músicos, ya fueran jóvenes o viejos y cualquiera fuera el instrumento que ejecutaran.

En los años cuarenta se interesará por las nuevas tendencias y los jóvenes músicos que las practican. Su adaptación a los tiempos le permitirá foguearse con los cultores del revolucionario bebop, y más tarde se une a los intelectuales del cool jazz. Hawkins se había ganado a pulso esa fama de "temible" por su escalofriante técnica, su ciencia incomparable de la armonía que le permitía enlazar acordes imperceptiblemente, y una capacidad de crear a cualquier tiempo, por muy rápido que fuera, improvisaciones que siempre rozaban lo magistral y con un swing perpetuo.

Coleman Hawkins mantuvo su hegemonía hasta poco antes de su muerte, víctima de pulmonía, el 19 de mayo de 1969 en Nueva York. Así se marchó el hombre que había sido al saxofón tenor lo que Armstrong había sido a la trompeta. Él inventó las primeras y, en consecuencia, más importantes reglas instrumentales que determinarían conceptos y lenguaje al saxofón tenor en el jazz de cualquier época. Su influencia en otros especialistas como Ben Webster, Chu Berry, Don Byas, Sonny Rollins y John Coltrane es innegable y, además, materia que supera cualquier cálculo posible


http://jazznet.blogspot.com/2005/11/coleman-hawkins.html



Disorder at the Border- Coleman Hawkins (ts): Genius Allright?


video