miércoles, 19 de octubre de 2011

WTC 9/11 STEVE REICH / KRONOS QUARTET



Minimalismo y temas máximos

La obra incluye voces de los bomberos, grabadas durante los trabajos de rescate posteriores al atentado a las Torres Gemelas, y de los controladores de vuelo de ese día. Y el compositor muestra un oficio y una calidad de escritura descomunales.

Miércoles, 19 de octubre de 2011-10-19

Por Diego Fischerman

El minimalismo y sus ramificaciones nunca les temieron a los temas máximos: Nixon en China o la invención de la bomba atómica en el caso de John Adams, Einstein en el de Philip Glass o La Biblia en el de Steve Reich (en su ópera The Cave). Tampoco le escaparon a la actualidad. Adams compuso, por encargo de la Filarmónica de Nueva York, su Sobre la transmigración de las almas, para conmemorar el primer aniversario del atentado del 11 de septiembre de 2001. Y Reich, respondiendo a una comisión conjunta del Centro Barbican de Londres y el Carnegie Hall, entre otros patrocinadores, escribió para el Kronos Quartet WTC 9/11, que acaba de ser publicada en CD por el sello Nonesuch.

Las letras del título hacen referencia, obviamente, al World Trade Center, y la obra incluye voces de los bomberos, grabadas durante los trabajos de rescate posteriores al atentado, y de los controladores de vuelo, el mismo 11 de septiembre. Pero también, de una forma más secreta, WTC son las iniciales del nombre en inglés de El Clave bien temperado, de Johann Sebastian Bach (Well-Tempered Clavier), y de la frase “El mundo por venir” (world to come). El fin ceremonial de la obra, eventualmente, es apenas un dato más. Tal como sucedía en Different Trains, la obra que había compuesto para el Kronos en 1988, lo interesante es la manera en que esos ritmos –en este caso los de las palabras y frases documentales– se convierten en material generador. Las voces no están procesadas ni se mezclan con las cuerdas. Coexisten en dos registros simultáneos y aparentemente inconexos. Su coincidencia genera, sobre todo, tensión dramática. Pero el principio que se oculta en uno de esos registros es el que articula al otro desde las sombras.

Provenientes del jazz y el rock más que del riñón de la música clásica, las corrientes repetitivas fueron capaces, en los ’70, de escandalizar a los antes escandalizadores vanguardistas. Allí fue donde primero tuvieron cabida los timbres y las amplificaciones de la tradición popular y la puesta en escena de Música para 18 instrumentistas, de Reich, es prácticamente la de un gigantesco grupo de rock. El universo minimalista incluye obras más y menos densas y estéticas más o menos superficiales. Reich es, sin duda, uno de sus mejores exponentes y, con certeza, uno de los compositores estadounidenses más importantes de la actualidad. En este disco, aun cuando no hay grandes novedades respecto de su estilo consolidado en décadas pasadas, muestra un oficio y una calidad de escritura descomunales. El álbum se completa con otro encargo, el Mallet Quartet, tocado por el grupo So Percussion, y con un DVD con una versión en concierto de esta última obra.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/7-23248-2011-10-19.html


STEVE REICH WTC 9/11 KRONOS QUARTET

video